Intervención del presidente del Partido Conservador