«El Holocausto fue un trauma brutal como nunca habíamos visto en la historia», asegura el Gran Rabino de Bogotá