¿Caerá España?

¿Caerá España?

Publicado en Las2orillas.com

Hasta dónde puede llegar la radicalización de la lucha de los independistas contra el estado español. Cuatro escenarios posibles frente a la crisis catalana.

Por: octubre 26, 2019
¿Caerá España?

Tras la caída del Muro de Berlín y la implosión del sistema socialista en toda Europa Central y del Este, en 1989, asistimos en todo el continente europeo y también en la extinta Unión Soviética a importantes cambios sociales y políticos, pero también a  transcendentales mutaciones territoriales. Las dos Alemanias -la federal y la comunista- se unificaron en 1990 tras el traumático colapso de la República Democrática Alemana (RDA). La antigua Checoslovaquia, a raíz de las tensiones nacionalistas que dieron paso al denominado «divorcio de terciopelo», desapareció del mapa europeo y de la misma nacieron dos Estados: la República Checa y Eslovaquia. En Yugoslavia, a partir del año 1991 las tensiones nacionalistas entre las distintas repúblicas degeneraron en una guerra interétnica terrible, brutal y plagada de grandes masacres y violaciones masivas de los derechos humanos, naciendo sobre sus ruinas siete nuevas repúblicas, incluido Kosovo, que hasta entonces habían vivido juntas en el Estado yugoslavo. Y, de la desaparecida URSS, en 1991, surgieron 15 repúblicas independientes que habían conformado durante años la gran potencia comunista. Las fronteras cambiaron de la noche a la mañana y ahora parece que nuevamente se anuncian cambios.

En estos momentos, la Unión Europea (UE), que agrupa a muchos de esos nuevos Estados y otros procedentes del antaño bloque comunista, soporta una nueva crisis aparte de la interminable del Brexit, la de Cataluña. El contencioso comienza en el año 2017, cuando el gobierno secesionista catalán convoca un referéndum considerado ilegal por parte de las autoridades españolas y también por el Tribunal Constitucional español, puesto que vulneraba el ordenamiento político y constitucional  y la misma Constitución de 1978.

Los dirigentes catalanes que habían liderado la consulta ilegal, celebrada de una forma chapucera, sin los más mínimos requisitos democráticos y ajena a todos los usos legales, fueron detenidos, procesados y condenados el 14 de octubre de este año a una serie de penas entre 9 y 13 años, dependiendo de las responsabilidades de cada uno de ellos en la organización de la «consulta» independentista. La reacción ante las condenas fue de absoluto rechazo por parte de los independentistas, que se echaron a la calle de una forma violenta y atacando sin piedad a las fuerzas de seguridad y destruyendo todo lo que encontraban a su paso, mientras que en España varias fuerzas políticas, entre ellas Ciudadanos y VOX, echaron el grito al cielo al considerarlas demasiado leves para los graves hechos juzgados. En realidad, lo eran.

¿Cuál es la fuerza real del independentismo catalán para forzar a Cataluña a abandonar el barco del Reino de España? En las últimas elecciones celebradas en España, de los 4,1 millones de votos emitidos en Cataluña más de 1,6 millones de sufragios fueron a dar a las fuerzas claramente independentistas, mientras que los partidos a favor de mantener el actual statu quo, es decir, PP, PSOE, Ciudadanos y VOX, obtenían casi 1,8 millones de votos. Los aliados de Podemos en Cataluña -ECP-Guanyem el Canvi-,  cuya ambigüedad calculada y descarado oportunismo les han situado en el ojo del huracán, consiguieron algo más de 600.000 votos, pero en sus filas hay una división clara y notoria entre independentistas y no independentistas. La conclusión que se pueden obtener de estos resultados en las últimas elecciones generales es que la sociedad catalana está dividida en dos mitades casi simétricas y que ninguna de las dos podrá imponer su voluntad sobre la otra de una forma no democrática, aunque está claro que los independentistas no parece que vayan apostar por un diálogo sosegado y tranquilo, renunciando a sus enunciados ilegales de romper el marco legal y destruir el Estado de Derecho, en aras de lograr la necesaria paz social.

En estas circunstancias tan difíciles, y cuando una parte de la sociedad catalana parece no estar dispuesta a dar marcha atrás en sus desafiantes demandas y habiendo lanzado un  envite en toda regla a todo el sistema político español, España atraviesa la más grave crisis desde la llegada de la democracia, allá por los años setenta cuando se logró un gran consenso para dotar de autogobierno a todas las comunidades autónomas que conformaban el nuevo Estado democrático. A continuación analizamos los previsibles escenarios hacia donde puede evolucionar la crisis catalana.

PREVISIBLES ESCENARIOS HACIA DONDE PUEDE EVOLUCIONAR LA CRISIS CATALANA

  1. Una salida negociada a la crisis entre el Estado Español y las autoridades secesionistas catalanas. Esta posibilidad es la que defiende el actual presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, y los líderes de su partido, el PSOE, en Cataluña, planteando un cambio en el modelo político español que introduzca a la larga un modelo federal para el país y no autonómico como en la actualidad, lo que implicaría una reforma de la Constitución de 1978 y seguramente mayores (¿?) competencias para Cataluña. No parece que una salida negociada a la crisis, a tenor de la violencia descontrolada que estamos viendo en las calles de Cataluña, sea el escenario que contemplen los nacionalistas catalanes, cada vez más aferrados a un discurso que parece resumirse en una suerte de o todo o nada, o la independencia o el caos.

2.Un pacto entre las fuerzas catalanas para acordar un nuevo marco de gobierno. Sería, dada la división de la sociedad catalana casi en dos mitades y con el grado de crispación existente, la mejor de las salidas, dando un paso a un proceso negociador que brinde un nuevo marco político en donde todas las expresiones pueden participar en la construcción del mismo. Sin embargo, el responsable de iniciar ese diálogo, que a estas alturas casi parece imposible, debería ser el gobierno catalán, cuya posición en esta crisis dista mucho de esa vía, habiendo dado durante estas últimas jornadas una apoyo claro a los grupos más violentos, como los Comités para la Defensa de la República (CDR), y apostando por la violencia frente a la búsqueda del diálogo. Tampoco parece que este escenario sea el más cercano en las actuales circunstancias, sino más bien lo contrario: el país vive una violencia inusitada y la crispación se ha apoderado de una sociedad cada vez más alejada del sosiego y la calma.

3.La aplicación del artículo 155 y la perspectiva de unas elecciones catalanas. El artículo 155 de la Constitución española permite al Gobierno del Reino de España a intervenir el gobierno catalán y ponerlo bajo sus órdenes durante un periodo de seis meses, una vez disuelto el parlamento catalán también. Después se convocarían nuevas elecciones y un nuevo ejecutivo sería elegido en el legislativo saliente de las mismas, depositario de nuevo de la legitimidad democrática y asumiendo  todas las competencias propias  desde la aplicación del artículo 155. Ya en el año 2018, cuando las afrentas y desafíos por parte del gobierno catalán llegaron al límite durante el gobierno de Rajoy, fue aplicado el artículo 155 y las nuevas elecciones autonómicas, que dieron una ligera ventaja en escaños del bloque independentista, tampoco resolvieron el complejo cuadro político. Podría ser una salida pero como en el año 2018 sería temporal y tampoco resolvería definitivamente la crisis, es decir, sería un parche.

4.Un largo conflicto de impredecibles resultados entre las partes. Tal como está evolucionando la situación en Cataluña, en un ambiente de clara contestación violenta por parte del independentismo y un alejamiento cada vez más constatado entre las partes enfrentadas, el contencioso, incluso con ribetes muy violentos, está servido. No se debe de descartar una radicalización del conflicto después de la Operación Caronte, en que fueron detenidos algunos independentistas catalanes procesados por delitos de terrorismo, y una acción cada vez más violenta por parte de los CDR contra los cuerpos y fuerzas de seguridad, que en algunos momentos se han visto desbordados y han sufrido decenas de heridos en los últimos incidentes violentos. Esta radicalización de la crisis, con sus consiguientes nuevos brotes de violencia, es, a estas alturas del momento político que vive España el escenario más previsible.

Todo el mundo se pregunta:¿Caerá España? El tiempo nos dará la respuesta, la batalla está servida. Veremos qué pasa, el momento es crucial.

 

 

Youtube.com:

https://www.youtube.com/channel/UC9EOzzOxF5km99_0wKE9yWA?view_as=subscriber

 

Blog:

http://iniciativaradical.org/web/

 

Facebook:

https://www.facebook.com/ricardo.angoso

 

Web:

https://www.casaquintahotel.com